Breve reseña histórica

4

Luego de tiempo de ensayos y pruebas, en 1930, en la Asociación Cristiana de Jóvenes de Montevideo, nació nuestro moderno deporte como resultado de la suma de reglas tomadas de otros deportes, mayoritariamente del “básquet y el Balonmano”, con partes del “Hockey y Waterpolo” y una sola coincidencia con el “Fútbol”, (jugar con el píe), la Federación Internacional de Fútbol Asociado – “FIFA no tenía nada organizado o que propusiera la existencia de una “variante reducida” del fútbol.

Cronológicamente.

  • Nacimos en 1930,
  • El primer juego con reglas propias se realiza el 08 de septiembre de 1930 en el Club Juventus de Montevideo. Donde hay una placa conmemorativa.
  • Nos organizamos federativamente en América del sur a partir de 1960;
  • Se fundó la Confederación Sudamericana y se jugó el 1° Sudamericano de Selecciones en 1965;
  • Se fundó la Federación Mundial en 1971;
  • Se fundó la Unión Europea – UEFS en 1980;
  • Jugamos el 1° Mundial en 1982;
  • Se fundó la Confederación Panamericana en 1990;

Hoy a diciembre de 2015, ya diputamos 11 Mundiales de Selecciones Mayores, 2 Mundiales de Selecciones Femeninas, 1 Mundial categoría U 20 e innumerables competencias internacionales en otras categorías y clubes.

FIFA, toma interés en nuestro crecimiento y preocupada al fracasar sus intentos de absorbernos y hacernos desaparecer, promociona entonces una actividad propia que al principio identifico como “fútbol 5”.

En ese inicio las filiales de FIFA, organizaron torneos de Fútbol 5 con ex jugadores de campo y con un rotundo fracaso como resultado. Solo quedo como testimonio de ese intento una gran cantidad de canchitas privadas de pasto sintético donde se juega fútbol 5 o babi futbol.

Para disimular el fracaso cambiaron de “estrategia y obligaron” a los clubes que tenían fútbol y jugaban Fútbol de Salón en nuestra organización a dejar de hacerlo.  Clubes que también hacían otros deportes como el básquet, el vóley o el hockey.

En Argentina, por ejemplo, “fueron obligados” a dejar la CAFS River Plate, Racing, Boca y otros clubes más que figuran en las actas como fundadores de la Asociación Metropolitana de Fútbol de Salón.

Es más el Delegado de River Plate, Don Juan José Fernández fue por muchos años presidente de la Confederación Argentina.

FIFA en su legítimo derecho de organizar una variante reducida de su deporte, inicia una actividad a fines de los años 1980, casi 60 años después que nació nuestro deporte. Hasta ese entonces FIFA solo tenía en sus filiales federativas del mundo una sola actividad deportiva organizada (fútbol de 11).  

Pero la legitimidad y el derecho pierden sustento cuando FIFA al no disponer de experiencia y recursos humanos propios para su variante reducida, toma gran parte de nuestras reglas de juego (desarrolladas en 60 años de vida) y “obliga”, “compra”, “cautiva” o “engaña” a clubes, jugadores y técnicos para dejar nuestra organización y sumarse a ellos.

Afirmamos que engañan, porque nunca cumplieron con lo que prometieron a quienes cegados por las ofertas, dejaban su lugar de origen.

Nuestro crecimiento y nuestra organización independiente e indiferente a los intentos de someternos,  preocupo a FIFA, que  no pudo  tolerar que un grupo cada vez más grande de países propulsara un orden deportivo independiente para  un deporte que también se jugaba con el píe.

“Única coincidencia, ya que todo, absolutamente todo lo demás es diferente”.

Pero el acto más desleal y ruin fue utilizar desvergonzadamente nuestros nombres históricos, ante el fracaso de su nombre propio “Fútbol 5”, comenzaron a utilizar el nuestro – FUTSAL – nombre genérico registrado por FIFUSA en Madrid en el año 1993.

Insistimos que la utilización de nuestro nombre es ilegal porque el Derecho Deportivo indica que las variantes de un deporte principal deben ser identificados primero por el nombre del deporte y luego por el tipo de variante (fútbol playa, Fútbol Femenino, Fútbol 7, Fútbol 5 etc.) pero nunca Futsal, que nada tiene que ver con la propiedad del deporte que administran y ni siquiera figura en sus propios Estatutos.

En muchos países donde nuestra dirigencia tuvo la previsión de registrar nuestros nombres, la justicia obligo a FIFA a no utilizar el título Futsal (Uruguay por ejemplo), en otros países donde la justicia “es más permeable a los factores de poder”, los reclamos siguen archivados pero vigentes.