ARRIBA LAS MANOS

La Selección derrotó por tercera vez consecutiva a Brasil en el Desafío Mundialista. El escenario esta vez fue el imponente Estadio de Eldorado –donde no cabía un alfiler– y el resultado final fue 6 a 4 con los dos últimos goles marcados sobre el final del encuentro.


DE GALERA Y BASTÓN

Argentina y Brasil regalaron el mejor partido de la serie en Eldorado. Con lujos, gambetas y golazos –como el de emboquillada de Matías Rima–, los combinados brindaron un gran espectáculo lleno de emociones y show.


TRES ARRIBA

En un primer acto con mucho salón pero pocos goles, Renzo Grasso fue el autor del único tanto hasta allí: “Carucha” recibió la habilitación de Luciano González y no perdonó. En el complemento, Leonardo Fernández desparramó al arquero para luego marcar el 2 a 0 y Matías Rima la pinchó para el tercero. Argentina ganaba, goleaba y encantaba.


SE VINO BRASIL

La verdeamarela lentamente empezó a hacer méritos para llegar al descuento y lo logró con un cabezazo bien ubicado. En el mejor momento de Argentina, Brasil se encontraba con su primer grito y al minuto llegaba el segundo. Pero fue el tercero el que terminó de dejar en claro que Brasil quería llevarse más que otra derrota.


JOYA PARA TODOS

La joya Gonzalo Pires apareció en todo su esplendor en el momento justo. Fue el autor del cuarto tanto que volvió a poner arriba a nuestros representantes y, tras el empate parcial de la visita, volvió a convertir dos goles más para terminar sentenciando el 6 a 4 sobre el final del pleito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *