TORAZO EN SU RODEO

FEFUSA armó la fiesta y su selección celebró a lo grande en su propio rodeo. La borravino sumó su décima corona nacional al derrotar por 2 a 1 a Ushuaia en la gran final. Mendoza es bicampeón del Torneo Argentino de Selecciones A. ¿La figura? Diego Koltes, que dio vuelta el partido con dos golazos.

El ambiente de fiesta e ilusión reinaba en el gran estadio de Andes Talleres en la previa de la gran final. Los trípodes de las cámaras de televisión se superponían unos a otros y la decena de fotógrafos de distintas partes del país preparaban sus lentes para lo que venía.
El campeón defensor Mendoza enfrentaba a Ushuaia en la finalísima del Argentino de Selecciones A y el foco de atención de toda la nación salonista se centraba en ello. ¿Habría bicampeonato o los fueguinos le arrebatarían el trofeo a los anfitriones?
La borravino arrancó mejor y Gonzalo Pires tuvo el primero pero el portero Ortega se quedó con su definición. Mendoza dominó en los primeros diez minutos pero Ushuaia estuvo cerca de pasar al frente: el referente Marcelo Sanchez jugó una pared con Mauricio Martínez y luego sacudió pero la pelota besó el palo.
El “amague” de gol fue una antesala de lo que venía: Martínez aprovechó un contragolpe y luego de eludir a Federico Pérez remató con vehemencia para darle la victoria parcial a los verdes y enmudecer a la gran parcialidad borravino que se acercó a alentar a los suyos.
No fue solo eso de Mauricio en esta parte del choque: luego del gol a favor, salvó en la línea la caída de su valla. Sin embargo, Jonathan Gallegos habilitó a Diego Koltes a falta de 22 segundos y este último le rompió el arco a Ortega para el 1 a 1 antes del descanso.
En el segundo, se repartieron las ocasiones casi en partes iguales: Martín Cusa lo tuvo luego de un gran pase de Pires pero la caprichosa acarició el poste, luego Pérez disparó de media pista y un desvió de Pires estuvo cerca de colar el tiro en la red. Ushuaia tenía las suyas: Martínez en una baldosa gambeteó y remató a gol pero Pérez se agigantó en su arco y la despejó por arriba.
Se venía un final para el infarto y el partido empezaba a tomar temperatura: el alargue era casi una realidad a falta de solo cinco minutos de juego. Pero… apareció nuevamente el goleador de la borravino para liquidar la historia: Koltes recibió sobre la izquierda y sacudió alto para marcar el 2 a 1 final con el que Mendoza se coronó campeón.
Mendoza es el mejor de todos. Mendoza es campeón del Torneo Argentino de Selecciones A por décima vez y por segunda vez consecutiva.

¡SALUD, CAMPEÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *