PATINANDO POR UN SUEÑO

La Selección Argentina de Futsal triunfó por 1 a 0 frente a Marruecos en la persecución del sueño mundialista. La humedad afectó mucho el estado de la pista y los dirigidos por Humberto Lucero no pudieron imponer su estilo de juego sobre un agazapado elenco Marroquí. Juan Cruz March marcó el tanto de la victoria que nos mete en cuartos de final tras una jugada extraordinaria .

No era una parada fácil para Argentina la de la segunda fecha en este Mundial C-17. El duro Marruecos venía de derrotar a Curazao en la primera jornada y buscaba un resultado favorable que lo acerque a la clasificación. Además, un factor determinante preocupaba al cuerpo técnico en la previa del choque: el estado de la pista.
La alta humedad con la que amaneció el Departamento de Itapúa convirtió a la cancha en una pista de patinaje en la que era imposible hilvanar jugadas desde la zona de creación. Argentina sufrió mucho ese condimento desde el inicio y los marroquíes, que esperaron replegados durante buena parte del juego, aprovecharon para dañar a la albiceleste de contragolpe.
Casi sin importarle todo esto, Juan Cruz March dominó la pelota en media pista, gambeteó dos rivales y luego habilitó al fueguino Nahuel Álvarez, que con un gran movimiento logró sacarse de encima al guardameta rival para luego enviar el esférico hacia el segundo palo, donde esperaba March con los dientes afilados para empujar hacia el gol.
Fue la mejor jugada de Argentina en el encuentro y la que le dio el triunfo sobre Marruecos, que pudo empatarlo a los pocos minutos luego de que a Franco Molina la pista le jugara una mala pasada y lo hiciera resbalar y perder la posesión. Afortunadamente, el portero caletense Nicolás Soto se lució quedándose con el disparo del jugador rival.
En el segundo acto, Argentina mantuvo la compostura a pesar de que la diferencia seguía siendo mínima y de que los de rojo con un gol llegaban a las tablas. Los dirigidos por Humberto Lucero hicieron tenencia con Soto a la cabeza y atacaron la valla marroquí en las ocasiones que la situación lo ameritaba.
El segundo gol nunca llegó a pesar de que las chances estuvieron. De todas formas, la victoria final nunca estuvo en tela de juicio: Marruecos se defendió muy bien pero estuvo lejos de quebrar la resistencia del carismático Soto. Argentina terminó celebrando dos puntos que lo meten en cuartos de final. De ganar en la última frente al colista Curazao se aseguraría el primer escalafón de la zona C.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *