“ES UN MOMENTO ÚNICO E HISTÓRICO”

El DT de la Selección Argentina Ariel Avveduto conversó con la prensa de la Confederación Argentina de Futsal y habló de todo: sus metas de cara al Mundial 2019, la continuidad de su proceso, la selección de jugadores, el trabajo de las afiliadas y el gran momento que está atravesando la CAFS.

Ariel Avveduto es el Director Técnico elegido por la Confederación Argentina de Futsal para guiar a la Selección Argentina hasta el Mundial 2019. El año pasado llevó a la albiceleste a subirse al podio en Bielorrusia y en esta entrevista nos contará con detalles las metas, los objetivos y los medios con los que continuará su proceso.

“Las metas en líneas generales no han cambiado desde que comenzó el proceso, lo que sí ha variado son los programas de implementación para lograr esas metas”. En ese sentido, la meta final desde que comenzó el proceso es “intentar junto con la CAFS darle un marco de calidad al gran desarrollo que hemos tenido en la última década en cuanto a cantidad”.

Avveduto afirma que “las metas están direccionadas hacia el ámbito deportivo y también a apuntalar desde la selección de programas vinculados a la capacitación”. Así, “el rendimiento del equipo es fundamental pero también lo fueron las más de 25 clínicas brindadas en todo el país, el impulso al Centro de Estudios Juan Carlos Ceriani y la organización de los entrenadores a través de ANEFA (Asociación Nacional de Entrenadores de Futsal).

A corto plazo, Ariel cuenta sobre la concentración en Mendoza que se viene, donde “vamos con la intención de incorporar nuevos talentos a lo que han participado del proceso anterior y lograr de esa manera un elenco estable de 24 jugadores que afiancen y consoliden la idea de juego de la selección”. Esto último, asegura, “es lo que nos dará la posibilidad de tener una identidad concreta como colectivo”.

Argentina se medirá con Brasil en una serie de partidos amistosos y él ve con buenos ojos esa posibilidad: “son necesarios para darle el recorrido internacional que necesitan nuestros jugadores y así poder llegar al mundial con esa experiencia vital, que es determinante a la hora de definir situaciones complejas”.

La selección de jugadores se modificará al respecto de su primera etapa a cargo del combinado mayor argentino, pero también se sustentará en los datos obtenidos del programa de captación del 2013, que les permitió tener una base de datos de 144 jugadores de todo el país. “Le sumaremos la observación de los distintos torneos nacionales, más lo que iremos observando con el programa ‘Gira por la identidad’ y el aporte de datos de la red de entrenadores que hemos creado en todo el país”.

Los requisitos para cualquier jugador que pretenda ser seleccionado son muchos y necesarios: “tomamos como parámetros las conductas con las que gestiona sus emociones, los fundamentos técnicos específicos de nuestro deporte que domina, el grado de inteligencia táctica que tiene, las competencias de nivel y la vivencia que tenga en situaciones complejas, además de una buena forma física y todo esto tiene que estar aparejado con las conductas de un deportista de rendimiento”.

La segunda etapa del proceso tendrá una marcada continuidad en cuanto a material humano. “Habrá algunos ajustes en cuanto a nombres, pero en líneas generales la estructura del staff seguirá siendo la misma”. Ariel asegura que “la primera tarea de todo entrenador es su formación, de ahí se construye su sistema de creencias y luego está el recorrido y la experiencia”, de allí concluye que “no podemos dar marcha atrás” y lamenta no poder contar con Martín Bonvehi –“un grandísimo entrenador al que me va a costar reemplazarlo, no solo por su jerarquía sino también por lo que representa para mí en el aspecto emocional”–.

Al hablar de la Confederación Argentina de Futsal, Avveduto celebra el hecho de estar “en un momento único e histórico, con una gran oportunidad y con dirigentes convencidos de lo que hay que hacer”. La CAFS creció mucho en estos últimos años y Ariel no hace caso omiso de ello: “Se ha logrado alcanzar un gran desarrollo en todo el territorio y se han implementado desde los estructural estrategias que permiten poner visible nuestro deporte”.

Avveduto elogia el marco de calidad actual de la CAFS y asevera que esto es producto de un trabajo de años: “se luchó mucho desde el Comité Ejecutivo con su Presidente (Pedro Bonnettini) a la cabeza y la familia salonera argentina esperaba esto con mucha ilusión”. En cuanto a su aporte, su objetivo sigue siendo el de “devolver la confianza que me han ofrecido con más trabajo, siendo digno de la representación que me han dado y poniéndome al servicio del colectivo”.

Haciendo uso de su memoria, Ariel cuenta que “si miramos para atrás y vemos desde donde se partió en 1994 y comparamos con la realidad de hoy, no podemos negarnos el derecho a ilusionarnos y sentirnos orgullosos al lugar que pertenecemos”. En su forma de entender, “el gran crecimiento de la entidad madre no se puede comprender sin el gran desarrollo de las afiliadas más importantes y la aparición de las nuevas, más la regularización de aquellas que han sufrido los embates de estos tiempos”.

Avveduto hace un breve recorrido por varias afiliadas. “Es importante el trabajo de Mendoza, Ushuaia, Metropolitana, más las históricas como Comodoro Rivadavia y Rosario, además –continúa– las que se han sumado como Paraná, Tucumán, Puerto Deseado y Chaco, que vienen creciendo en calidad de servicios que prestan, hasta llegar finalmente a otras que han sabido sanearse y refundarse con una nueva construcción, más sana, más transparente y más sustentable como Formosa”.

Guardamos lo mejor para el final: el mundial que se viene en 2019 en nuestro país. “Para nosotros y en particular para mí, un mundial es un desafío enorme en sí mismo”. El campeonato más importante de todos es fundamental, pero más lo es si se oficia de anfitrión: “Tiene un atractivo superior y una mayor responsabilidad, por un lado habrá que trabajar en las aspiraciones del equipo por intentar el campeonato y por otro en lo referido a la gran oportunidad que tenemos de mostrarnos al mundo”.

Para cerrar, una cita textual que sintetiza mucho de lo hablado: “El trabajo ya comenzó: nosotros planificando el ciclo mundial con las concentraciones y el plan de acción y la Confederación aportando los recursos y gestionando en aquellos ámbitos que van generando el marco para tener un gran mundial. Estamos felices y con muchas ganas que todo el esfuerzo que estamos haciendo como colectivo nos encuentre en el 2019 celebrando lo actuado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *