¡AGÓNICO CAMPEÓN!

A falta de solo tres minutos las tucumanas de Argentinos del Norte mantenían la ventaja mínima, pero Pacífico (Mendoza) lo empató antes del fin para estirar la definición al alargue y allí lo ganó con un gol agónico de su capitana Mariana Dimaría, Así, San Martín Pacífico es el campeón del XXIV Torneo Nacional de Clubes Femeninos.

Era un lindo día para hacer historia en el Estadio “Finito” Gehrmann de la capital misionera, que se iba llenando con el pasar de los minutos del choque por el tercer puesto. En la antesala, Cementista (Mendoza) triunfó gracias al triplete de Ana Ontiveros, quién fue la abanderada en la remontada frente a STM de Trelew.

Era el turno de la gran final entre Pacífico de Mendoza y Argentinos del Norte de Tucumán. Las primeras traían sobre sus espaldas mejores antecedentes en el certamen ya que no habían empatado ni caído hasta allí, pero las tucumanas venían de derrotar por la mínima al actual subcampeón Cementista y amenazaban con transformarse en verdugos de los dos equipos de Mendoza.

Argentinos comenzó mejor plantado, con Rocío Díaz manejando los hilos de su equipo, pero a primera fue para Pacífico a través de un remate vehemente de media distancia pero Fernanda Ruíz Díaz se quedó con el disparo para la tranquilidad de Juan Diego Prieto.

Minutos después llegó un contragolpe letal de Yamila Budeguer, quién definió alto para poner el 1 a 0 parcial y marcar el gol que la llevaría a convertirse luego en la goleadora de la competencia. Era el segundo consecutivo de Yamila y el anterior se lo había marcado a Cementista, en el 1 a 0 de las semifinales.

Daniela Escasena estuvo a punto de aumentar la ventaja con un disparo de cabeza pero la guardameta mendocina se quedó con el esférico. El equipo del norte defendió y administró energías de la mejor manera en un primer acto que lo tuvo como protagonista gracias a la gran labor de Díaz, Budeguer y Victoria Ronanduano.

En el segundo, una nueva acción de peligro de Rocío Díaz estuvo a punto de aumentar la brecha entre ambos equipos pero no pudo ser y a partir de allí Pacífico empezó lentamente a dominar la posesión. Con paciencia, Florencia Ogara comandaba las salidas desde el fondo para las chicas de Mendoza, que creían en la remontada.

San Martín fue creciendo de a poco en el juego y por momentos encerró a Argentinos, que equilibraba la balanza con peligrosos arrestos individuales de la artillera Budeguer. La capitana mendocina Mariana Dimaría mostraba templanza en un final para el infarto que por ahora las tenía como perdedoras: ella sabía que el empate estaba por llegar

Y llegó nomás. La n° 10 Gisella Bazán hizo explotar a su parcialidad a solo tres minutos del fin, cuando empujó la redonda dentro de la valla tucumana. El agónico empate llegaba para cambiarlo todo. Ahora, debían jugar diez minutos más de alargue y el número acotado de jugadoras llevó a Argentinos a atacar en busca del segundo en los minutos finales. Y tuvo una muy clara, pero la portera Tamara Falconi anticipó la jugada y abrazó el balón antes de que Budeguer remate al gol.

En el alargue las chances se repartieron en partes iguales. Argentinos y Pacífico se iban a la definición por penales, hasta que la capitana Mariana Dimaría rompió la parda con una definición sutil a falta de escasos 30 segundos de juego y le dio la copa a las suyas. San Martín es el campeón del XXIV Torneo Nacional de Clubes Femeninos y la copa se fue una vez más para Mendoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *